Gastronomía y fiestas

El pulpo forma parte importante de la oferta gastronómica local, ya que a pesar de ser un producto marino alcanza en esta villa, y más concretamente, en la vecina parroquia de Santa María de Arcos, en su modalidad de pulpo á feira, el cenit.

 

PULPO Á FEIRA
De cómo el pulpo llegó a introducirse en tierras del interior de Galicia merece, cuando menos, una breve referencia histórica. Los documentos más antiguos que relacionan a O Carballiño con la tradición pulpera datan del siglo XVII y se hallan en Marín. Esta localidad pontevedresa fue priorato de Oseira durante varios siglos, llegando incluso a poseer los frailes cistercienses una potente flota pesquera. Marín estaba obligada a entregarle a los frailes en compensación por los derechos de foro una determinada cantidad que se materializaba en especies, sobre todo corderos, gallinas y productos del mar. Entre estos se hallaba el pulpo, muy abundante por cierto en toda la ría de Pontevedra; es una especie que pervive largo tiempo, ya que puede ser secado sin que pierda sus cualidades alimenticias y culinarias. Por las ingentes cantidades de este cefalópodo entregadas para aquella época puede deducirse que los frailes de Oseira iniciaron la comercialización de este producto en las tierras de O Carballiño. Precisamente el nombre de Santa María de Arcos figura en estos documentos. Corrobora, además, esta teoría, la constatación de que la práctica totalidad de las familias de esta parroquia carballiñesa se dedican desde antiguo a este oficio, circunstancia que no tiene parangón con ninguna otra localidad de Galicia. Con el tiempo, las pulpeiras y pulpeiros de Arcos fueron incrementando su presencia en ferias alejadas de la comarca hasta llegar a popularizar su arte por toda Galicia. Pero su fama trasciende las fronteras gallegas e incluso españolas, ya que a menudo son invitadas por los  centros gallegos repartidos por todo el mundo para cocer este popular manjar aprovechando la celebración de alguna fiesta.

FESTA DO PULPO

El pulpo de O Carballiño dio origen a la celebración de una de las fiestas gastronómicas más multitudinarias y características de Galicia: la Festa do Pulpo. Se celebra cada segundo domingo de agosto en el Parque Municipal de la villa y goza del privilegio de ser considerada desde 1969 Fiesta de Interés Turístico.

Comenzó como una actividad más dentro de las fiestas patronales de San Cibrán por iniciativa de un grupo de amigos, pero pronto adquirió identidad propia y fama en toda Galicia. Contribuyeron a ello las campañas de difusión realizadas por el Ayuntamiento, pero también los emigrantes, que la tienen como referencia y punto de encuentro durante las vacaciones estivales. No en vano desde los años ochenta cada celebración se le dedicó a una ciudad o país de América y Europa con centros gallegos de relevancia. Pero el mérito de tanto éxito radica esencialmente  en dos factores: en su carácter eminentemente popular -con variada oferta gastronómica de los productos típicos de Galicia y de grupos de música y bailes tradicionales- y en el marco  en el que se desarrolla, el Parque Municipal, que conjuga como pocos lugares amplitud y  belleza natural. Decenas de miles de personas acuden cada año a esta romería, considerada como una de las mayores manifestaciones gastronómicas de Galicia, en la que se cuentan por millares los kilos de productos que se consumen -pulpo, carne, pan de Cea y empanadas-, y los litros de vino del Ribeiro con que se acompañan.

[Noticias]
FESTAS DO SETEMBRO

Las Festas do Setembro en honor a San Cibrán, patrono de la villa, son otra cosa, más entrañable si cabe, pero también más agotadora, por su larga duración. Los festejos se prolongan durante cinco días con cada una de sus madrugadas, prácticamente sin tregua. Grupos de gaitas, bandas populares de música, orquestas, charangas, actuaciones estelares, fuegos de artificio, atracciones de feria y competiciones deportivas, entre otras actividades,  cambian el paisaje de O Carballiño, incluso su fisonomía callejera, sin dejar resquicio a la monotonía. En los días centrales -la feria del 16 y la festividad de San Cibrán del 17- se produce la mayor concentración de actividades y de gente. Atraen la atención,  sobre todo, las sesiones de fuego y las actuaciones de los grupos y cantantes de moda, siempre por la noche en la Plaza Maior y Plaza del Emigrante.
FESTA DA CACHUCHA

La Festa da Cachucha, una celebración gastronómica de degustación de los productos más sabrosos del cerdo. Se celebra el domingo de Entroido con participación de los establecimientos hosteleros de la villa, en los cuales se ofrece un cocido como menú estrella.