Introducción geográfica y administrativa

Introducción geográfica y administrativa

Desde lo alto de A Madanela, montaña de venerada Virgen, con frondosa carballeira y célebre romería, se  divisa la mayor parte de la comarca. Orientándonos hacia el Norte, veremos, en lugar destacado, la sierra de A Martiñá, el techo de la comarca, con 1.015 m. en su cumbre, en el ayuntamiento de San Cristobo de Cea; el Pico da Peniza, de 935 m. y el Monte Formigueiros, de 893 m., en el ayuntamiento de Piñor de Cea; también observaremos la cima de O Uceiro, de 1.003 m., en el ayuntamiento de O Irixo. Por el poniente, la sierra de O Testeiro, con el Alto de O Paraño, de 876 m. de altitud; en la misma dirección, pero más al Sur, Pena Corneira y, al fondo, la sierra de O Suido. Son las zonas más abruptas de la comarca, pertenecientes a los municipios de San Cristobo de Cea, Piñor de Cea, O Irixo, y Bearíz. En la parte más septentrional, siguiendo el curso de los ríos, alcanzaremos a ver los dominios del ayuntamiento de Boborás y  los municipios considerados de ribera: Maside, Punxín y San Amaro, con alturas que, generalmente, no alcanzan los 400 m. En la transición entre ambas zonas, justo en medio, podemos contemplar las tierras de O Carballiño, con una altitud de 401 m. y cuya cota máxima es ésta en la que nos hallamos.

La comarca establece los límites del confín NO. de la provincia de Ourense con las provincias de Lugo y Pontevedra. Comprende una superficie total de 554,4 Km2  y está formada por los nueve municipios ya citados: Bearíz, Boborás, O Carballiño, Cea, O Irixo, Maside, Piñor de Cea, Punxín y San Amaro, que albergan una población de 32.280 habitantes, cuya cabecera y centro rector es O  Carballiño.

 

SUPERFICIE Y SUELO

 

El municipio de O Carballiño ocupa una extensión equivalente a la décima parte de la comarca. En  54,4 km2  se distribuyen sus 16 parroquias, incluida la de la villa, San Cibrán, que se corresponde con el casco urbano y absorbe la mayor parte del censo municipal. Las 15 restantes son: Arcos, Banga, Cabanelas, Lobás, Longoseiros(parte pertenece a Boborás), Madarnás, Mesego, Mudelos, Partovia, A Piteira, Sagra, Señorín, Seoane, O Varón y Veiga.

 

Las tierras de O Carballiño se asientan sobre una superficie granítica, predominante en los suelos de toda la comarca, aunque en las zonas más montañosas hay abundancia de esquistos pizarrosos. Es, por tanto, una zona de importancia en productos de cantera (granito), pero también es rica en estaño (casiterita) y wolframio -Beariz, O Irixo-, y en mispiquel y oro (ambos asociados) -Boborás, Piñor, O Irixo, O Carballiño y Maside-. La explotación minera de estos yacimientos, sin embargo, se centra exclusivamente en la extracción de losas  y perpiaño para la construcción, a través de canteras en O Testeiro y Boborás.

 

La tierra es ácida, rica en hierro y aluminio, pero carente de arcilla, por lo que su fertilidad resulta limitada, aunque menos cuanto más al sur. Los suelos más empobrecidos se corresponden con los de montaña, mientras que los de las tierras de transición resultan óptimos para los cultivos y los bosques autóctonos. El suelo de los valles del sur, fruto de la erosión de los ríos, se ve favorecido por un microclima propio de las tierras de bocarribeira,  propiciando la presencia masiva de viñedos.

 

CLIMA

 

No cabe duda que en esta latitud la estación más agradecida desde el punto de vista climático es el verano. Sin embargo, con los datos meteorológicos delante no se puede afirmar que el invierno sea excesivamente riguroso, aunque hay diferencias significativas de las zonas más montañosas a las de ribera. El otoño y la primavera suelen presentarse benévolos.
El clima, como corresponde a un lugar de media montaña en el interior de Galicia, es húmedo, con un promedio anual de precipitaciones de 1.054,5 mm., repartidas en 130 días, en su mayoría en invierno (38%), pero también en primavera (27%), en otoño (26%), e incluso durante el verano (9%). El promedio de horas anuales de insolación es de 1.257, casi el 40% del año, que se producen en su mayoría en los meses de verano y en menor medida durante la primavera y el otoño.
La temperatura media anual es de 12´40 C, siendo enero el mes más frío, con 5´70 C, y julio el más cálido, con 19´90 C. Las heladas aparecen durante 156 días al año. No es frecuente, sin embargo, que nieve, aunque durante cinco días al año, por término medio, suelen cubrirse con un hermoso manto blanco las cumbres más pronunciadas  de la comarca, especialmente las de A Martiñá y O Testeiro.

 

VEGETACION

 

Predominan en toda la comarca los árboles de hoja perenne, especialmente pinos –Pinus Pinaster y Pinus Sylvestris– y eucaliptos, aunque hay localizadas zonas de especies más nobles: carballeiras y castañares. El Parque Municipal de O Carballiño es, tal vez, uno de los pocos lugares privilegiados en cuanto a la diversidad de especies arbóreas y de flora en general. El recinto, de 32 Ha., está considerado al respecto como uno de los parques  más sobresalientes de Galicia. La flora menor está representada por especies que, como el toxo -tojo- o la xesta -retama-, proliferan en abundancia.